editing disabled

12.jpg


ROSALÍA BELÉN AGUILERA LÓPEZ


IES Azcona - Almería - 12 años

BotonJovenesCreadores.jpg




En el embarcadero hay una casa muy antigua, pero muy bien conservada cercana a una cala marivillosa. Es una playa que está en el parque natural de Cabo de Gata, cerca de los Escullos, con unas aguas azules y trasparentes que bordea una preciosa bahía rocosa, con formas geométricamente impresinantes. La mayor parte de la orilla también es rocosa, con pequeñas zonas de arena gruesa, donde es más cómodo sentarse. Lo mejor de esta playa es que dentro del agua hay una gran variedad de fauna marina.
CasaEmbarcadero.jpg La casa es muy grande, pintada de blanco, con un gran porche que da a la playa. Sus ventanas son de medera pintada de azul cián. A través de los cristales se pueden apreciar unas hermosas cortinas bordadas a mano. Tiene una iluminosidad sorprendente por su orientación Sur y Este. En general, siempre limpia.
En esta casa veranea una familia muy agradable. Es de Barcelona, pero todos los veranos vienen aquí. La familia está formada, por la madre Clara, el padre Javier, y una niña Marina.
Clara es alta, morena y risueña. Con una boca preciosa y una voz muy dulce, es muy guapa y sus ojos son dos esmeraldas.
Javier es castaño, con los ojos azules verdes. Su boca es grande y su voz muy grave. Para tener 46 años no está mal.
Marina es una chica joven alta y delgada por el deporte que hace pero a la misma vez es muy presumida. Es muy guapa por eso quiere ser modelo. Su delicada cabelleraes larga y castaña (como su padre). Su piel es morena. El rostro es un poco alargado. Su nariz es achatada, sus ojos también son verdes. Su cuerpo es fino. Sus brazos y piernas largos y sin vello.
Siempre viste muy moderna.
Es vergonzosa con desconocidos, pero en realidad es muy divertida. Su caracter es fuerte.
Todos los años nos reunimos las dos para ir todos los días a la playa. Jugamos a las cartas, pasamos horas y horas hablando en el gran porche. Pero la que más nos gusta es pasear por las rocas y descubrir nuevas calas.
Por las tardes, nos sentamos en una gran roca y vemos unos preciosos atardeceres.
Una noche de luna llena mos encontramos un cachorrillo que estaba aullando a la orilla de la playa. Muy contentas fuimos a la casa de Marina, ella le pregunto a su padre que si podían quedarselo, él le dijo que si. Nos pasamos el verano el verano entero jugando con el perro y haciendo nuestras actividades diarias.
En Septiembre cuando se fue Marina me costó mucho despedirme de ella y del perro, pero al fin y al cabo se que todos los años pasa lo mismo y a los dos días ya estamos planeando las dos por el messenger las vacaciones del año que viene.

gratis contadores